Un sacerdote abusó sexualmente de una nena de 11 y ella lo grabó con su celular

13/11/2019 | Info General |

La nena le contó a dos adultos que había sido abusada por el religioso y como no le creyeron decidió producir una prueba irrefutable.

Una niña de 11 años denunció por abuso sexual a un sacerdote de Nápoles y para probar su acusación grabó con su celular uno de los ataques. Le mostró el video a por lo menos dos adultos, pero al principio nadie le creyó.

La víctima tardó en denunciar el caso porque el sacerdote, llamado Michele Mottola, era amigo de su madre.

El religioso solía hacerle regalos a la menor y cuando la niña quiso denunciar los abusos él la acusó de ser como "una terrorista islámica" porque "mata a gente y sigue adelante".

Mottola, del municipio de Trentola-Ducenta, cerca de Nápoles, al sur de Italia, fue arrestado esta semana después de que el video saliera en el programa de televisión "Le iene", informó el sitio The Times.

La Iglesia suspendió a Mottola recién después de que saliera a la luz el caso.

Mottola abusó sexualmente de una nena de 11 años y ella logró grabarlo
Mottola abusó sexualmente de una nena de 11 años y ella logró grabarlo
El primer intento de denuncia de la niña fue cuando le mostró un video del abuso a dos adultos de la parroquia. En la grabación se podía escuchar al sacerdote preguntar "¿querés un beso?" y presionarla para que lo bese y abrace.

Luego salió a la luz otro video en el que se escucha al sacerdote agitado cuando le dice a la niña "tomá esto para secarte".

Sin embargo, los adultos que vieron los videos no actuaron en defensa de la menor. En vez Mottola la presionó para evitar que hablara y la acusó de ser "una terrorista islámica" y se apresuró a asegurarle a su madre que era "una mentirosa".

Eventualmente la niña habló con su familia y obtuvo el apoyo de su madre y su hermana. El caso tuvo repercusión mediática y por eso actuó la justicia italiana.

Francesco Zanardi, presidente de la asociación anti abusos Rete L'Abuso, apuntó contra la Iglesia Católica de Italia por su falta de respuesta frente a este caso de abuso sexual.

"Es típico de Italia, donde solo cinco de los 300 sacerdotes condenados en los últimos 15 años están en la cárcel y el resto cumple arresto domiciliario en alguna dependencia parroquial", explicó.


¿Capitanich debería revisar los pases a planta que hizo la gestión saliente de Domingo Peppo?